Evolución de los botes de remo, desde el trirreme hasta el single shell.



El hombre ha utilizado el remo para desplazarse desde que el primer homínido subió a un tronco caído y se impulsó con una rama, y desde ese momento hasta los actuales botes de fibra de carbono y sofisticada fabricación, la evolución ha sido fenomenal. No alcanzan las páginas para escribir toda esa rica historia, por lo que hoy vamos a leer sobre el surgimiento de los primeros botes de remo de uso exclusivamente recreativo-competitivo, que dio paso al remo como deporte moderno que conocemos hoy.


Desde los inicios de la humanidad el hombre ha utilizado el remo como forma de desplazamiento en el agua, siendo sus primeras evidencias cerca de cuatro mil años anteriores a la invención de la rueda. Las embarcaciones fueron utilizadas para la exploración, transporte de bienes, personas y tropas, en un inicio principalmente a remo. Trirremes griegos, barcos egipcios, naves fenicias, galeras romanas, y luego los vikingos, utilizaban una combinación de remo y velas.



Esto continuó durante la Edad Media, hasta el comienzo de la era de los descubrimientos, así como los avances en la tecnología de las embarcaciones a vela, que dejó los botes a remo para distancias cortas, operativa portuaria, transporte tierra adentro, y otros usos menos ambiciosos. La batalla de Lepanto, en 1571, que fue la mayor batalla naval de la historia de la humanidad desde la antigüedad clásica, fue la última en que los barcos a remo fueron utilizados de forma decisiva.


Volviendo al nacimiento del bote de remo moderno, nos trasladamos a la Inglaterra de finales del S.XVIII y principios de S. XIX. Mientras se miraba con preocupación la revolución francesa y los cambios en Europa por las acciones de Napoleón, la Corona Británica comenzaba a expandir su imperio, llegando a finales de siglo a ser el mas grande de la historia de la humanidad.